Barcelona es una de las ciudades comprometida por la igualdad y más concienciada con la reducción del impacto climático dando ejemplo con la construcción y arquitectura sostenible. Y así lo ha demostrado.

La construcción del edificio se ha basado en un modelo empleado en ciudades como Amsterdam o Vancouver, y ha supuesto una inversión de 940.000 euros. La construcción de los pisos a durado unos cuatro meses, un tiempo record para doce pisos, que a principios de enero serán entregados a las familias desahuciadas con personas mayores y niños.

 “La inicitativa ha nacido con el nombre de Aprop (alojamientos de proximidad provisionales) una herramienta innovadora y eficaz para construir viviendas provisionales de forma rápida.”  

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha asegurado que se instalarán en el edificio que se encuentra situado en la calle Nou de Sant Francesc tres familias con niños y ancianos, una vez finalicen los festejos navideños.

 

El primer edificio levantado en la ciudad de Barcelona con contenedores de transporte marítimo reciclados.

 

Construcción y arquitectura sostenible, gracias a contenedores reciclados

Foto: Ayuntamiento de barcelona

 

Esta propuesta ha sido una iniciativa del ayuntamiento de Barcelona con la finalidad de proporcionar temporalmente alojamientos aquellas familias vulnerables, que encuentran a la espera de una vivienda definitiva.

La construcción del edificio en el barrio Gòtic no ha tardado menos de cuatro meses, gracias a la reutilización de contenedores marítimos reciclados, es algo revolucionario teniendo en cuenta que la construcción de una obra de vivienda pública tradicional puede alargarse entre seis y siete años.

Han contado con un presupuesto menor de un millón de euros  y la estructura está formada por 16 módulos o contenedores que previamente se habían preparado y que se han ido colocando arquitectónicamente para formar 12 viviendas:

  • Cuatro de dos habitaciones (60 metros cuadrados)
  • Ocho de una habitación (30 metros) que en principio están pensados como solución temporal (por un máximo de cinco años) hasta que se puedan levantar bloques definitivos para estas familias.
  • En la planta baja se prevé ubicar un servicio del Centre d’Atenció Primària (CAP) Gòtic, aunque aún no se ha decidido cuál será .

 

El próximo bloque que se construirá y se licitará a principios de 2020 y estará situado en la calle Bolivia 33-41, en el Poblenou. Contará con 42 alojamientos, de los cuales 35 serán de dos dormitorios y siete, solo de uno. También está previsto hacer APROP en la calle Padre Amadeu Oller, 17-21, en la Bordeta.

A %d blogueros les gusta esto: